¿Qué es la Tecnica FUE?

La FUE es una técnica de trasplante de pelo que consiste en la extracción directa. La técnica consiste en extraer pelo de la parte trasera de la cabeza e injertarlo en las zonas donde escasea. Todo el mundo es buen candidato para esta técnica. Se necesita que haya suficiente pelo en la zona dadora para cubrir el área que interesa.

Preparación de la zona de extracción

trapianto FUE Antes de proceder con el método de trasplante con técnica FUE el pelo del area donante, por lo general el área de la nuca, se corta hasta alcanzar una longitud de 3 mm. Las huellas de la depilación son visibles durante unos días pero bajo pedido se pueden cubrir de inmediato desde arriba con el pelo más largo. Después de la anestesia local sigue la fase de extracción de los folículos con instrumentos de microcirugía apropiadas que permitan tomar las unidades foliculares individualmente sin dejar ninguna cicatriz. Con la Técnica FUE podemos extraer las unidades aseleccionando aquellas que tengan dos o más cabellos para conseguir más densidad o aquellas con un sólo cabello, más adecuadas para zonas concretas de la línea frontal

Anestesia local

La extracción, como la implantación de las unidades foliculares, se realizan bajo anestesia local en el quirófano. Una primera anestesia local será realizada en la zona donante y su efecto persiste durante un período de 12-14 horas.

Extracción

Los injertos se obtienen en la fase de extracción de la zona posterior o lateral del cuero cabelludo (lo que llamamos zonas donantes) que tras prepararlos minuciosamente bajo el microscopio, son introducidos cuidadosamente mediante microincisiones en las zonas calvas o de escaso pelo (zonas receptoras). La extracción se desarrolla realizzando microincisiones de menos de 1 milímetro de diámetro, alrededor de cada unidad folicular seleccionada para trasplantar. Se trata de un procedimiento quirúrgico poco invasivo, el paciente puede reincorporarse rápidamente a sus tareas habituales en donde las cicatrices son casi imperceptibles. Este pelo después sigue su ciclo normal de crecimiento. Con la técnica FUE-CETA, no se deja ninguna cicatriz, costura, grapas o señal del trasplante. No requiere ningún cuidado médico específico debido a que no existe sutura.

Fase del diseño

Una vez extraídas todas o parte de las unidades foliculares a trasplantar se procede a la fase de diseño. El cirujano y el paciente deciden cuál es la mejor ubicación para los cabellos que cubrirán de nuevo la cabeza, según el número de extracciones realizada y el diseño y densidad deseado por el paciente. Con la técnica FUE el trasplante capilar se realiza según las necesidades del paciente, controlando desde el primer momento las unidades extraidas y trasplantadas.

Inserción

En la fase de inserción de las unidades foliculares intervienen el cirujano y dos o más auxiliares. Una vez recogidos los bulbos, mientras que un médico prepara la zona de implantación (por lo general la parte frontal de la cabeza) el personal del médico seleccionará los mejores bulbos, los que tienen la mayor probabilidad de crecimiento. El cirujano mediante el Implanter ubicará, una a una, cada unidad folicular en su lugar exacto, determinando su profundidad, angulación, densidad, consiguiendo la misma naturalidad del pelo nativo del paciente, hasta obtener el diseño deseado. Este tipo de trasplante capilar es prácticamente indoloro y no deja cicatrices evidentes. Los folículos se extraen individualmente de la parte posterior de la cabeza y se reimplantan en las zonas donde existe pérdida capilar.

Post operatorio

En las 24 primeras horas se observa un leve enrojecimiento de las zonas tratadas. Pasadas las primeras 24 horas los signos del trasplante comienzan a desaparecer. Nuestro paquete incluye además de la visita, la medicación después de la intervención de la zona donante. Los primeros 3 días después de la cirugía son los más importantes, tener mucho cuidado de no golpear o solicitar el área de recepción para evitar cualquier daño de golpes o arañazos. Ya una semana despues se puede lavar el pelo. La mayor parte del cabello implantado cae dentro de los tres primeros meses después de la operación, el folículo se somete a una gran cantidad de estrés entre el implante y explante. Un buen resultado estético se aplicará después de unos 6 meses.